Debido a que el agrandamiento de próstata ocurre naturalmente con la edad y a que no se conocen factores de riesgo controlables, no hay indicaciones para la prevención. Sin embargo, algunas investigaciones muestran que los factores como una dieta saludable, ejercicio regular y no fumar podrían ayudar.